Última Hora

Forcejeos y golpes de puño en el Parlamento ucraniano durante un debate sobre una controvertida ley

07 febrero, 2020

El hecho tuvo lugar cuando los legisladores se disponían a dar la lectura final

El Parlamento ucraniano fue el centro de una fuerte discusión entre legisladores de distintos partidos, quienes se propinaron empujones y golpes de puño como consecuencia de su desacuerdo respecto a una controversial ley, la cual abre la posibilidad de poner en venta tierras para el cultivo a partir de octubre de este año.

Según el Jefe de la Delegación de la Unión Europea en Ucrania, Matti Massikas, la implementación de esta reforma agraria incluiría la apertura de un mercado de tierras que, “en primer lugar, debería traer beneficios a los pequeños agricultores”.

Sin embargo, la interpretación no ha sido unánime. Alrededor de 15 legisladores, divididos por un lado entre aquellos que responden al partido del presidente Volodimir Zelensky y al ex mandatario Yuliya Tymoshekno, por otro, chocaron -metafórica y físicamente- como consecuencia de sus visiones opuestas. Los primeros se encuentran a favor, y los segundos en contra. “¡Vender tierra ucraniana es un crimen!”, gritó durante el altercado Vadym Rabinovych, quien no formó parte del altercado físico.

Aquellos que apoyan esta visión han llevado sus reclamos a la calle: se han realizado distintas protestas contra ella y, en algunos casos, han tenido lugar en las inmediaciones de la oficina del presidente Zelensky​. Los opositores también han bloquedo carreteras en la región de Odessa y Vinnitsa, mientras que Kiev ha sido escenario de enfrentamientos entre manifestantes y agentes de la ley.

La Rada, como es conocido el Parlamento de Ucrania, ha venido discutiendo y modificando el proyecto de ley durante varias sesiones. De hecho, los legisladores opuestos a la medida han introducido miles de enmiendas. Entre sus cambios se incluyó una cláusula según la cual la venta de tierras a extranjeros solo es posible después de un referéndum. Otra de las modificaciones más relevantes es la reducción para la venta de tierras a una persona de 200 mil a 10 mil hectáreas.

Maasikas señaló que “según las estimaciones del Banco Mundial, la implementación de esta reforma puede agregar del 1 al 1,5% al PIB de Ucrania y la Unión Europea apoya este objetivo de abrir mercados». No obstante, los críticos expresaron temor de que oligarcas ucranianos se hagan de enormes extensiones de terreno que actualmente alquilan a pequeños productores.

“El segundo aspecto, que me gustaría señalar, también es muy importante: se trata de la ordenación de los registros. Si desea abrir un mercado, debe comprender claramente lo que está vendiendo y lo que está comprando. Todo lo que se refiere al Catastro Estatal y todos los temas relacionados también es un área donde la Unión Europea brinda apoyo, incluido el financiero. Todo el conjunto de estas cuestiones debe ponerse en orden. Es necesario garantizar la seguridad jurídica para que las personas sepan claramente qué tierras están vendiendo o comprando”, enfatizó el jefe de la Delegación de la UE en Ucrania.

Se espera que pese a las protestas y la violencia que se generó en La Rada, la reforma pueda ser aprobada en segunda discusión. Ucrania cuenta con 32,5 millones de hectáreas de tierra cultivable, casi el doble que Francia.



Comentarios