Robo de cable afecta servicios básicos y deja pérdidas de más de ¢1500 millones en lo que va del año

20 abril 21
Robo de cable afecta servicios básicos y deja pérdidas de más de ¢1500 millones en lo que va del año

Por: Fernando Muñoz
[email protected]

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) alertó sobre las graves consecuencias que está generando el robo de cable telefónico en el país, un delito que crece exponencialmente con el paso de los meses.

En lo que va del presente año ya se contabilizan más de 120 denuncias por este tipo de situaciones, la mayoría en San José, Guanacaste y la zona norte. Incluso, se calcula que el perjuicio económico asciende a ¢1500 millones en menos de cinco meses.    

Dowglas Rodríguez, subjefe de la Sección de Hurtos del OIJ, comentó que el robo de cable ha generado severa afectación a los servicios que requieren de conectividad durante la pandemia.  

El investigador también explicó que no solo la delincuencia común se dedica a efectuar este tipo de robos. El crimen organizado cuenta con toda una estructura para sustraer cable, haciéndose pasar por funcionarios del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Las zonas rurales o alejadas del Gran Área Metropolitana (GAM) son las más afectadas por este tipo de delito. Por ende, el OIJ hace un llamado para que se denuncien las actividades sospechosas.  

La mayoría de bandas dedicadas al robo de cable operan en horas de la noche y madrugada, mientras que las cuadrillas del ICE trabajan habitualmente en horario diurno. El cable de cobre es altamente cotizado en Asia, mientras que a nivel local lo venden en centro de acopio.

Etiquetas de esta nota