Última Hora

MUNDO

El nuevo confinamiento por coronavirus en Reino Unido podría alargarse más allá del 2 de diciembre

01 noviembre, 2020

La prolongación dependerá de que la tasa de reproducción del virus "baje significativamente”. Crece la angustia del comercio ya preocupado por el impacto de esta medida a unas semanas de Navidad

Por: Infobae

Desde el jueves 5 de noviembre y hasta el 2 de diciembre, los 56 millones de habitantes de Inglaterra solo podrán salir de casa para comprar comida, acudir al médico, hacer ejercicio o ir a trabajar si les es imposible hacerlo a distancia. Sin embargo este reconfinamiento de un mes podría alargarse, declaró el domingo el ministro Michael Gove, lo que alimenta la angustia de un sector económico ya preocupado por el impacto de esta medida a unas semanas de Navidad.

Entrevistado en SkyNews, Michael Gove, encargado de la coordinación de la acción gubernamental, dijo que el gobierno esperaba que el número “R”, o tasa de reproducción del virus, haya “bajado significativamente” de aquí al 2 de diciembre, pero reconoció que el confinamiento podría ser prolongado.

El primer ministro Boris Johnson anunció el sábado un reconfinamiento a partir del jueves para frenar la fuerte propagación del nuevo coronavirus en Inglaterra, que registra unos 50.000 casos diarios. Los comercios no esenciales y los pubs y restaurantes deberán cerrar, aunque las escuelas permanecerán abiertas.

Boris Johnson espera poder volver en diciembre a un enfoque local, con restricciones impuestas en función de la tasa de incidencia en cada región.

Este reconfinamiento es “una pesadilla antes de Navidad”, se indignó Helen Dickinson, directora general de la federación de comerciantes británicos, British Relail Consortium (BRC). “Esto provocará daños considerables para los minoristas con la llegada de Navidad, costará innumerables empleos y atrasará definitivamente la reactivación de la economía en sentido amplio”, declaró.

Una medida que preocupa también al mundo de la noche que no ha sido autorizado a reabrir desde el inicio de la pandemia. Igualmente, con este nuevo reconfinamiento, los viajes internacionales solo estarán permitidos por razones profesionales, lo que vuelve a asestar un duro golpe al sector aéreo y de los viajes. A diferencia del primer confinamiento guarderías, escuelas y universidades permanecerán abiertas.

El Reino Unido es el país más enlutado por la pandemia en Europa con 46.555 muertos.

Reino Unido, país más castigado de Europa como más de 46.500 muertes confirmadas por covid-19, ve como bate con fuerza una segunda ola. El sábado superó el millón de positivos: 1.011.660 casos de covid-19 desde principios de año.

Francia y Alemania también atraviesan una segunda ola de contagios. Al respecto, los gobiernos de ambos países decidieron implementar medidas para frenar la expansión del virus.

El país galo anunció un nuevo confinamiento a nivel nacional para intentar controlar la pandemia. La medida entró en vigor el viernes y se extenderá, al menos, hasta el 1 de diciembre.

En concreto, bares, restaurantes y todos los negocios no esenciales deberán permanecer cerrados. No obstante, a diferencia del confinamiento de dos meses impuesto entre marzo y mayo, las escuelas seguirán abiertas con “protocolos sanitarios reforzados”. Mientras que las instituciones de educación superior deberán operar de manera virtual. “Si en dos semanas tenemos la situación bajo un mejor control, podremos revaluar las cosas y abrir algunos negocios, en particular para las vacaciones de Navidad”, expresó el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Alemania, por su parte, no decretó un confinamiento pero sí impuso fuertes restricciones a la vida pública y la actividad económica. A partir del 2 de noviembre, bares y restaurantes deberán permanecer cerrados, mientras que se prohibirán las actividades de ocio, toda oferta cultural y el deporte aficionado en espacios cerrados.

Asimismo, quedan estrictamente prohibidos los desplazamientos turísticos nacionales y se limitarán al mínimo los contactos sociales: las reuniones podrán ser de un máximo de 10 personas de dos hogares distintos.

Todas las competiciones deportivas profesionales se desarrollarán a puertas cerradas y, mientras sea posible, seguirá abierta la actividad escolar y el comercio.

“Debemos encontrar una vía para garantizar la salud pública y no llegar a una situación de emergencia nacional”, manifestó la canciller de Alemania, Angela Merkel.



Comentarios