Última Hora

INTERNACIONAL

Italia y el coronavirus: cómo pasó de paria mundial a posible modelo de éxito

05 agosto, 2020

El país europeo pasó de ser el centro de la pandemia, con miles de contagios y muertes en marzo y abril, a tener la enfermedad contenida y estar hoy en mejor situación que sus vecinos europeos

Por: Infobae

ROMA — Cuando el coronavirus se desató en Occidente, Italia era el epicentro dantesco, un lugar que debía evitarse a toda costa y, para Estados Unidos y gran parte de Europa, sinónimo de una infección descontrolada.

“Miren lo que está pasando en Italia”, dijo el presidente estadounidense, Donald Trump, a unos periodistas el 17 de marzo. “No queremos estar en una situación como esa”. Joe Biden, el presunto candidato demócrata, se refirió a los hospitales saturados de Italia como prueba de su oposición a “Medicare para todos” en un debate presidencial. “Ahora no le está funcionando a Italia”, dijo.

Unos meses después, Estados Unidos ha sufrido decenas de miles de muertes más que cualquier otro país en el mundo. Las naciones europeas que en algún momento contemplaron a Italia con desdén ahora se enfrentan a nuevos brotes. Algunas están imponiendo restricciones nuevas y sopesando si deberían decretar otro confinamiento.

El viernes, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, anunció que habría un retraso en el relajamiento de restricciones que se había planeado, pues la tasa de infección de ese país ha aumentado. Incluso Alemania, un país elogiado por su respuesta eficiente y rigurosidad al rastrear contactos, advirtió a su población que un comportamiento negligente está provocando un repunte en el número de casos.

¿Y qué pasa con Italia? En sus hospitales casi no hay pacientes de COVID-19. Las muertes diarias atribuidas al virus en Lombardía, la región septentrional que más padeció la pandemia, son alrededor de cero. El número de casos diarios ha descendido drásticamente y es “uno de los más bajos de Europa y el mundo”, dijo Giovanni Rezza, director del Departamento de Enfermedades Infecciosas en el Instituto Nacional de Salud de dicho país. “Hemos sido muy prudentes”, afirmó.

Y afortunados. Hoy, a pesar de un ligerísimo aumento en el número de casos la semana pasada, los italianos tienen un optimismo modesto de que han controlado el virus, a pesar de que los principales expertos de salud en el país advierten que la complacencia sigue siendo el detonador de la pandemia. Están conscientes de que el panorama podría cambiar en cualquier momento.



Comentarios