Última Hora

Intelectuales y ex dirigentes chavistas respaldaron el Acuerdo de Salvación Nacional que propone Juan Guaidó para Venezuela

30 mayo, 2021

Presidente interino

Por Infobae

Más de 20 referentes políticos ligados a la izquierda en Venezuela respaldaron este domingo el Acuerdo de Salvación Nacional propuesto semanas atrás por Juan Guaidó, que enmarcaba el camino hacia elecciones libres a cambio de un levantantamiento de sanciones contra figuras del régimen de Nicolás Maduro.

“Requerimos un pacto por la vida para que las vacunas anti covid que inmunicen a 20 millones de venezolanos entren al país sin demora política alguna, y sean distribuidas en un plan que priorice a la población más vulnerable. El hambre, la miseria, el desempleo ameritan un tratamiento prioritario”, indicaron los firmantes, identificados como militantes del ideal progresista y de izquierda.

Entre ellos figuran Rodrigo Cabezas Morales, ex ministro de Finanzas (2007-08) de Hugo Chávez, la ex Defensora del Pueblo Gabriela Ramírez (2007-14) y el ex diputado Germán Ferrer, esposo de la ex fiscal general Luisa Ortega.

El Acuerdo fue propuesto por Guaidó semanas atrás enmarcado en la necesidad de “garantías democráticas para todos los actores: de las fuerzas democráticas, por un lado, y el chavismo también”, e incluye la entrada “masiva” de ayuda humanitaria y vacunas contra el coronavirus.

Con respecto al proceso de diálogo entre el régimen de Maduro y la oposición, mostraron su apoyo e indicaron que “no puede ser más de lo mismo”, en referencia a los intentos fallidos de lograr una cuerdo poloítico. “Que este intento de conversación entre la autocracia gobernante y la oposición democrática tenga una agenda integral y trasparente con la compañía de la comunidad internacional”, sostuvieron.

En principio, Maduro se declaró dispuesto a reunirse con la oposición “cuando quieran, donde quieran y como quieran”, pero tres días después ya había condicionado su participación en un diálogo con la recuperación de fondos bloqueados en el extranjero y el control de Citgo, la filial de la estatal petrolera PDVSA en Estados Unidos, cuyo manejo Washington dio a Guaidó.

El texto completo

Los acuerdos posibles para aliviar y contener el sufrimiento de nuestro pueblo no esperan más. Requerimos un pacto por la vida para que las vacunas anti covid que inmunicen a 20 millones de venezolanos entren al país sin demora política alguna, y sean distribuidas en un plan que priorice a la población más vulnerable. El hambre, la miseria, el desempleo ameritan un tratamiento prioritario, así como, la migración forzosa de millones de venezolanos.

Estamos urgidos de rescatar la democracia vulnerada y secuestrada por una elite política que extravió el sueño de país grande, justo e igualitario que las mayorías populares les confiaron al inicio del siglo XXI. No se puede seguir gobernando de espaldas al pueblo, imponiendo un gobierno autocrático que se niega a reconocer la voz de la nación Venezolana que clama un cambio político. Éste deberá ser acordado en el marco de la Constitución para que sea pacifico, civilizado y electoral. El pueblo debe decidir con su voto, en elecciones libres y verificables, la controversia política y el destino de nuestra patria.

Respaldamos que este intento de conversación entre la autocracia gobernante y la oposición democrática tenga una agenda integral y trasparente con la compañía de la comunidad internacional. Sólo así se evitará la dilación que habilidosamente acostumbra el gobierno de Nicolás Maduro y nos acercará a acuerdos creíbles, ejecutables, que la sociedad civil podrá apoyar decididamente.

Este dialogo no puede ser más de lo mismo. Hay un cuerpo de garantías humanitarias y democráticas que se le exigen al gobierno para restablecerlas inmediatamente con el apoyo de la comunidad internacional y el pueblo venezolano movilizado. Ello nos permitirá atender demandas urgentes de nuestro pueblo en vacunación, alimentación, medicamentos y la superación del aislamiento internacional de nuestro país. Las fuerzas democráticas partidistas y de la sociedad civil no permitirán una pérdida de tiempo por tácticas dilatorias de la autocracia.

Poniendo de lado cualquier escepticismo o aprensión con el comportamiento e intereses de la elite gobernante venimos a reafirmar la necesidad de encender la luz en el camino oscuro del presente venezolano. Venezuela se merece otro destino, otra vida, una nueva convivencia democrática, restablecer el crecimiento y el bienestar de nuestras familias, vivir en paz.



Comentarios