Última Hora

Donald Trump designó a un nuevo Secretario de Defensa en reemplazo de Mark Esper

09 noviembre, 2020

El cargo será ocupado por Christopher C. Miller

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció este lunes la salida del Secretario de Defensa, Mark Esper, quien será reemplazado por Christopher C. Miller, ahora ex director del Centro Nacional de Contraterrorismo (CTC).

La decisión de Trump llega dos días después de que el candidato demócrata Joe Biden se impusiera en las elecciones presidenciales. Aunque esta victoria significa que el gobierno del actual presidente terminaría el 20 de enero, Trump se ha negado a reconocer la derrota y anunció que planea impugnar los resultados en la Corte Suprema.

El mandatario comunicó su decisión en su cuenta de Twitter: “Me complace anunciar que Christopher C. Miller, el altamente respetado director del Centro Nacional de Contraterrorismo (confirmado de manera unánime por el Senado) será el secretario de Defensa interino a partir de este momento. ¡Chris hará un GRAN trabajo! Mark Esper ha sido despedido. Me gustaría agradecerle por sus servicios”, expresó.

Analistas estimaban que Esper era uno de los funcionarios cuyos trabajos podían estar en peligro una vez terminado el período electoral. De hecho, distintos medios locales reportaron el jueves que el entonces funcionario ya había preparado una carta de renuncia.

Trump ha estado disconforme con la labor de Esper durante meses y su nombre siempre estuvo al tope de la lista de potenciales cambios en el gabinete de Trump.

Las diferencias entre ambos crecieron sobre todo durante las protestas contra la desigualdad racial que tuvieron su auge en el verano boreal, cuando difirieron en la manera de lidiar con ellas. Mientras el mandatario se mostraba favorable al uso de tropas para dispersarlas -especialmente aquellas fuera de la Casa Blanca- el jefe del Pentágono estaba en desacuerdo.

No obstante, previo a ello Esper era conocido en los pasillos de Washington DC como “Yesper” -un juego de palabras que combina su apellido con la palabra ‘yes’, sí en inglés- por la percepción de su voluntad de implementar las órdenes de Trump sin cuestionar ninguna de ellas.

Esper se encontraba trabajando con miembros del Congreso para redactar un proyecto de Ley que cambiara el nombre de las bases militares que honran a jefes del ejército Confederado -el bando sureño pro-esclavista durante la guerra civil-, una iniciativa que Trump ha rechazado enfáticamente.

Según reportó NBC, la medida podría alcanzar también naves y nombres de calles de bases militares con el argumento de que estas no pueden ser nombradas por alguien que “haya traicionado a los Estados Unidos o cometido un crimen”.

No se descarta que el de Esper sea el primero de múltiples reemplazos de funcionarios a quienes Trump ha criticado públicamente. Entre los que podrían seguir el mismo destino se encuentran el jefe del FBI, Christopher Wray y, sobre todo, el principal epidemiólogo del gobierno federal, Anthony Fauci.

La semana pasada, durante un mitin en Opa-locka, Florida, Trump expresó su frustración porque el auge de contagios del virus, que ha matado a más de 230.000 estadounidenses en lo que va de año, siga siendo un tema destacado en las noticias. En ese marco, sus seguidores comenzaron a cantar “despidan a Fauci”.

“No se lo digan a nadie, pero déjenme esperar hasta un poquito después de las elecciones”, dijo Trump a los miles de seguidores poco después de la medianoche del domingo, añadiendo que agradecía su “consejo”.

En los últimos días, Fauci ha expresado sus críticas más duras hasta la fecha sobre la respuesta de la Casa Blanca al coronavirus y a las afirmaciones públicas de Trump de que el país está “remontando” ante el virus.



Comentarios