Última Hora

Críticas en Bolivia al refugio de Evo Morales en Argentina

12 diciembre, 2019

Diversos dirigentes políticos condenaron la recepción del gobierno de Alberto Fernández al ex mandatario boliviano

 

La decisión del nuevo Gobierno argentino de otorgar refugio político al ex presidente Evo Morales y de no reconocer a la presidenta de la transición, Jeanine Añez, es vista como una “actitud inamistosa” por algunos de los políticos opositores al jefe del MAS. El senador y ex candidato presidencial de Bolivia Dice No, Oscar Ortiz, que lidera la comisión de constitución del Senado, clave en la transición hacia las nuevas elecciones, opinó que el recibimiento y apoyo del gobierno de Alberto Fernández a Morales hace más difícil la relación política con Bolivia, aunque todos los compromisos comerciales de ambos países deben ser cumplidos escrupulosamente.

“Dado que Evo Morales está siendo aceptado como refugiado en Argentina, está claro su impedimento de realizar actividades políticas. Su designación reciente como jefe de campaña del MAS es incompatible con su estatus de refugiado. Debemos demandar al gobierno argentino que haga respetar esas normas universales”, opinó Ortiz.

El senador cuestionó al gobierno de Fernández, que no reconoce el mandato de Jeanine Añez, ya que, según dijo, implica desconocer que en Bolivia hubo una sucesión constitucional y que funcionan normalmente el Legislativo, con dos cámaras presididas por asambleístas del partido de Evo Morales, que tiene mayoría, y con los mismos miembros y autoridades del Poder Judicial elegidos en la gestión del ex presidente. “Estamos avanzando en la recomposición del nuevo Órgano Electoral, con lo que tenemos constituidos los cuatro órganos del Estado. Están buscando desconocer que el origen del conflicto en Bolivia es Morales, por no respetar el referéndum del 21-F, por cometer un gran fraude electoral y por haber llamado a cercar las ciudades”, explicó.

En la misma línea, Gustavo Pedraza, candidato a la vicepresidencia y compañero de Carlos Mesa en el binomio de Comunidad Ciudadana para las próximas elecciones presidenciales, afirmó que el Gobierno de Alberto Fernández es un “aliado incondicional” de Evo Morales y seguro lo cooperará en las acciones políticas que desarrolle con su propia militancia que radica en Argentina. “Va a complicar las relaciones de los dos gobiernos, las va a contaminar. Cristina Kirchner es una aliada incondicional de Evo, de Maduro y de Ortega y seguro van a articular acciones”.

Pedraza considera que la llegada de Morales a Argentina es una evidencia de que mantiene su intento de provocar y de impedir que en Bolivia se restablezca la democracia. “Esta visión autoritaria y beligerante de Evo Morales debe ser derrotada por la sociedad boliviana. Él se niega a abandonar el poder y a reconocer su derrota. Su ciclo terminó, salió del país escapando y tiene que dejar que las reglas democráticas se restablezcan, que su partido participe en elecciones libres y transparentes. La historia lo ha derrotado, el MAS sigue existiendo pero Evo ya terminó su ciclo. Su presencia en Argentina era previsible en alianza con el gobierno argentino, pero los que estamos en el campo político tenemos que ser responsables y debemos actuar en forma articulada para impedir que Morales siga incitando a la violencia”, sostuvo.

Otro líder opositor al MAS, el ex candidato presidencial de UN, Samuel Doria Medina, que también analiza una nueva postulación en las próximas elecciones, afirmó que el recibimiento y la otorgación del refugio a Evo Morales por el gobierno argentino es otra señal negativa hacia el gobierno de transición de Jeanine Áñez, al menos en esta primera etapa. “Habrá cada vez más señales negativas hacia el gobierno boliviano, pero Fernández no tendrá una gestión fácil, ya que hacer populismo sin dinero es difícil. El mundo ya ha ido reconociendo a Jeanine Áñez y a la democracia boliviana y Argentina se puede quedar aislada con su posición junto a Venezuela. Morales y su rosca no asumen que se acabó su ciclo y que la mayoría de la población boliviana no quiere saber de ellos. Deben darse cuenta que ya son parte de la historia”, afirmó.

Entre otras cosas, la canciller de Bolivia ha expresado su preocupación mediante notas dirigidas a su par de Argentina por las dificultades de la embajada boliviana, que está sometida a la hostilidad de seguidores de Evo Morales. ”Hemos pedido que las relaciones consulares se ajusten a la normativa internacional y al respeto mutuo”, agregó Longaric.



Comentarios