NOTICIAS

Bukele dijo que acatará la orden de la Corte Constitucional para rebajar la tensión en El Salvador

12/02/2020 2:40 pm

Tras un choque de poderes entre el presidente y la Asamblea Legislativa

El presidente Nayib Bukele aseguró que acatará una orden de la Corte Suprema para dejar de presionar a los diputados de su país para que le avalen un millonario préstamo que le permita combatir la delincuencia, en un movimiento con el que parece intentar reducir las tensiones generadas tras llamar a la “insurrección” contra el Congreso.

“Aunque no compartamos lo resuelto por la Sala de lo Constitucional… acataremos la orden emanada”, señaló el martes en un comunicado la Presidencia de la República.

Tras un choque de poderes entre el presidente y la Asamblea Legislativa, que se agravó el domingo cuando fuerzas especiales de la policía y de la fuerza armada entraron al recinto legislativo para presionar a que se aprobara un préstamo de 109 millones de dólares para impulsar su estrategia de combate a las pandillas, la Sala de lo Constitucional de la Corte le ordenó a Bukele no usar a las fuerzas de seguridad en “actividades contrarias a los fines constitucionales establecidos”.

La Corte Suprema de Justicia ordenó el lunes a Bukele que “se abstenga de hacer uso de la Fuerza Armada en actividades contrarias a los fines constitucionalmente establecidos y poner en riesgo la forma de gobierno republicano, democrático y representativo, el sistema pluralista y de manera particular la separación de poderes”.

Además, el máximo tribunal dejó sin efecto la convocatoria para una sesión extraordinaria de la Asamblea Legislativa que había realizado el Consejo de Ministros y ordenó al ministro de la Defensa Nacional y al director de la Policía Nacional Civil que no ejerzan funciones y actividades distintas a las que constitucionalmente y legalmente están obligados.

Por su parte, los diputados que integran la comisión de Hacienda del Congreso se reunieron el martes para tratar de buscar un consenso a fin de aprobar el préstamo en discusión, pero después de prolongadas intervenciones donde hicieron un recuento de lo ocurrido el domingo decidieron que volverán a encontrarse el lunes.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes dijo a los periodistas que “vamos a acatar lo que la Corte Suprema nos ha mandado, pero eso no impide que sigamos apostándole a la seguridad de El Salvador”.

“Vamos a seguir dialogando para alcanzar los acuerdos políticos necesarios y que los préstamos para seguridad se aprueben. Vamos a llegar todas las veces que la Asamblea lo requiera”, agregó.

En una primera reacción, el mandatario respondió a través de Twitter: “El sistema se auto protege. Y así es como las cosas siguieron igual…”.

Sin embargo, luego la presidencia emitió el comunicado el martes en el que dice que acatará la orden. Sin embargo, también exhorta a la Corte a que al pronunciar su sentencia definitiva, “tome en consideración los actuales intereses de la República en el tema de seguridad, a través de una interpretación que permita la adaptabilidad de la Constitución a las realidades del momento, de manera que no coarte la potestad válida y vigente conferida en la Constitución al Consejo de Ministros”.

Las imágenes del ejército dentro del Congreso provocaron críticas dentro y fuera de El Salvador, en medio de llamados a Bukele de respetar la institucionalidad democrática.

Estados Unidos hizo saber al gobierno de Bukele que el ingreso de tropas armadas al Congreso es “inaceptable” y “viola la separación de poderes de las instituciones democráticas de ese país”, dijo el martes un portavoz del Departamento de Estado.

“Hemos comunicado ese mensaje al gobierno salvadoreño”, señaló el vocero. “El Salvador ha logrado un récord notable de gobernabilidad democrática desde los Acuerdos de Paz de 1992”, que pusieron fin a una guerra civil de 12 años, agregó.

Titicupón