NOTICIAS

Evo Morales fue abucheado cuando brindaba una conferencia en México: un grupo de manifestantes lo acusó de “fraude electoral”

27/11/2019 2:15 pm

Bolivianos residentes en México

Evo Morales vivió un incómodo momento este martes mientras brindaba una conferencia en la Universidad Autónoma de México (UNAM). En plena intervención, un grupo de manifestantes ingresó al auditorio para repudiar la presencia del ex presidente de Bolivia.

Los manifestantes, residentes bolivianos en México, ingresaron en columna y unidos de las manos por una soga, entonando las estrofas del himno de su país. También mostraron a los presentes pancartas con diferentes mensajes: “No fue golpe”; “Sométase a la voluntad del pueblo”; “No someta al pueblo”; entre otros.

En las imágenes se puede observar una evidente expresión de desorientación en la cara de Evo Morales cuando las personas irrumpieron en el auditorio Ollin Yoliztli.

El ex presidente boliviano no fue el único invitado; estuvo acompañado por su vicepresidente Álvaro García Linera y la ex ministra de Salud, Gabriela Montaño.Hasta ese entonces el líder cocalero estaba haciendo referencia a los logros de su gestión. Si bien durante la protesta intentó seguir con su discurso, la efusividad de los manifestantes impidió que continuara y luego perdió el hilo de la conferencia.

Una vez que los protestantes se retiraron, el ex presidente boliviano se refirió a lo sucedido: “Esta clase de problemas vivimos cada día que vienen de la derecha fascista y racista, para que sepan los hermanos de México. Eso no nos asusta. Hemos soportado, el movimiento indígena, más de 500 años esta clase de agresiones y provocaciones”.

En pleno momento de tensión hubo una confrontación entre los manifestantes y los seguidores de Evo Morales, quien comenzaron a corear su nombre para tapar los gritos de las protestas. Esa confrontación, en tanto, no pasó a mayores.Evo Morales volvió a denunciar un golpe de Estado en su contra

Este miércoles, horas después del incómodo momento que vivió en la UNAM, el ex presidente boliviano brindó una conferencia de prensa en México. Allí reiteró que es un perseguido político, acusó a Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos (OEA) de sumarse a un golpe de Estado en su contra, y volvió a decir que no participará de las próximas elecciones, aunque criticó el nuevo proceso de cara a los comicios que lleva adelante el gobierno interino de Jeanine Áñez.

“Las acusaciones de terrorismo y sedición son netamente políticas. No me están procesando por corrupto, no soy ningún delincuente (…) Quieren desmantelar el estado plurinacional porque el fascismo no acepta la diversidad de culturas y pensamiento”, denunció ante la prensa mexicana.

“La Interpol me está buscando en América del Sur por delitos que no existen (…) Para el sistema capitalista los movimientos sociales somos terroristas”, agregó.

Asimismo, sostuvo que la oposición boliviana y parte de la comunidad internacional -con EEUU a la cabeza- nunca le perdonarán haber “apostado a la nacionalización de los recursos naturales” y por “haber cambiado a Bolivia”.

En esa línea, señaló que durante su gobierno llevó adelante una “revolución democrática y cultural”: “La revolución ahora se hace con conciencia del pueblo, por eso es una revolución democrática”.

Se refirió, además, a los logros económicos durante sus 13 años de gobierno: “En el tiempo de mi Gobierno tuvimos un gran crecimiento económico, ahora lo están destruyendo”.

Evo Morales también habló sobre las nuevas elecciones que habrá en el país. “No puede haber elecciones libres si hay perseguidos políticos, acusados de terrorismo. Si hay otras elecciones, ¿cuál es el miedo a que sea candidato? Esto es una persecución política, cuando corruptos con sentencia se escaparon de Bolivia”.

“Vamos a seguir apoyando nuevas elecciones. Repito: no voy a ser candidato en las nuevas elecciones, y ahora por instrucción de EEUU no quieren que Evo vuelva a Bolivia.

No permiten que vuelva Evo ni Álvaro, no dan salvoconducto”, fustigó el ex mandatario, quien también cargó contra Luis Almagro y la OEA, a quienes calificó de “golpistas”.

Titicupón