NOTICIAS

Voces de la oposición piden que Morales no participe en los nuevos comicios por ser “responsable de fraude”

10/11/2019 9:44 am

La cabeza visible de la oposición, Carlos Mesa

El senador y ex candidato presidencial opositor Óscar Ortiz ha demandado este domingo que el presidente Evo Morales no participe en la nuevas elecciones anunciadas por el propio Morales este domingo a raíz de las irregularidades denunciadas por la misión de la Organización de Estado Americanos (OEA). Sin embargo, la cabeza visible de la oposición, el candidato presidencial Carlos Mesa, por el momento no se ha pronunciado.

Para Ortiz, “los que hicieron el fraude” no deberían participar en los nuevos comicios para así respetar “el espíritu del 21F”, es decir que Evo Morales no puede ser candidato, según recoge la televisión boliviana Unitel.

Además, Ortiz considera que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) “no es el único responsable del fraude: quienes le mandaron a hacerlo tienen que asumir sus responsabilidades y consecuencias. El respeto al #21F es esencial para la solución”. Ortiz fue candidato presidencial de Bolivia Dice No en las elecciones del pasado 20 de octubre y logró poco más del 4 por ciento de los votos.

Por su parte, el líder del partido opositor Unidad Nacional (UN), el millonario Samuel Doria Medina, ha destacado que él mismo defendía ayer anular elecciones y convocar un nuevo proceso electoral con un TSE renovado.

“Ayer propuse anular elecciones y llamar a nueva elección con nuevo TSE. Hoy OEA respalda esa salida. También propuse renuncia de Evo y Álvaro García Linera para pacificar. Con esos pasos, el camino a la democracia es claro”, ha apuntado Doria Medina a través de su cuenta en Twitter.

Mientras, un portavoz del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (CONADE), Waldo Albarracín, ha subrayado que “la OEA ha demostrado que ha habido un fraude grosero”. “Me parece importante que Evo Morales haya llamado a nuevas elecciones con nuevo tribunal, ¿pero tendrá la legitimidad para seguir gobernando?”, se ha planteado.

Las protestas en Bolivia estallaron la misma noche de las elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre por la suspensión repentina de la transmisión de los resultados oficiales justo cuando obligaban a una segunda vuelta entre Morales y el principal líder opositor, Carlos Mesa.

Cuando se retomó, casi 24 horas después, concedían la victoria en primera vuelta a Morales, por lo que Mesa ha denunciado un “fraude gigantesco”. Ambos llamaron a la movilización de los suyos, lo que ha derivado en disturbios. Al menos dos personas han muerto y más de 190 han sido detenidas en estas dos semanas.

En este contexto, Morales accedió a que la OEA, apoyada por países como España, México o Perú, realice una auditoría electoral de carácter vinculante. Mesa, en cambio, no la acepta porque dice que es fruto de un acuerdo unilateral entre el Gobierno y el bloque hemisférico sin tener en cuenta a la oposición.

Titicupón