NOTICIAS

EE.UU. repudió la designación de Venezuela como integrante del Consejo de DDHH de la ONU: “Es una farsa”

18/10/2019 7:41 am

El secretario de Estado

Tras la polémica designación de Venezuela como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, repudió este jueves esa decisión, al considerar que es “una farsa”.

“Este es un fuerte revés no sólo para las víctimas del régimen venezolano, sino además para la causa de los derechos humanos en todo el mundo”, señaló el jefe de la diplomacia de Estados Unidos en un comunicado.

“La elección al Consejo de Derechos Humanos del representante de Maduro es una farsa que no hace más que seguir mellando la credibilidad del Consejo, que ya es endeble”, agregó.

Pompeo recordó que la alta comisionada de las Naciones Unidas “documentó gravísimas violaciones de derechos humanos por parte del ex régimen de Maduro”. “Lamentablemente no causa sorpresa que Maduro haya buscado obtener desvergonzadamente un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en un intento por impedir que se ponga límite a su control represivo del pueblo venezolano”.

“Lo que resulta verdaderamente trágico es que otras naciones hayan votado para dar a un representante de Maduro por Venezuela, un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU”, subrayó el secretario de Estado norteamericano.

Pompeo sostuvo que el Consejo de Derechos Humanos debería estar actuando en defensa de los derechos humanos en todo el mundo y denunciando los abusos de la dictadura chavista: “En vez de esto, el Consejo se ha convertido en una demostración de hipocresía descarado, y de hecho lo integran algunos de los peores agresores del mundo”.

“Entre sus miembros hay gobiernos autoritarios que claramente tienen nefastos antecedentes en materia de derechos humanos, como China, Cuba y Venezuela. Estos son algunos de los motivos por los cuales Estados Unidos se retiró del Consejo de Derechos Humanos en 2018”, indicó el diplomático.

Por su parte, reiteró el firme apoyo al gobierno interino de Juan Guaidó para restablecer “los derechos humanos y la democracia en Venezuela”.

El régimen chavista logró un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU al imponerse a Costa Rica en las elecciones celebradas en la Asamblea General de Naciones Unidas. El país centroamericano, que había concurrido a los comicios a última hora con el objetivo explícito de impedir que Venezuela se hiciese con un escaño, obtuvo el apoyo de 96 Estados miembros, frente a los 105 que respaldaron a la dictadura venezolana. Brasil, con 153 votos, se llevó la otra plaza disponible para los países de Latinoamérica y el Caribe.

En un momento en que Venezuela vive una grave crisis y el régimen de Nicolás Maduro es rechazado por más de 50 países que reconocen como presidente interino a Guaidó, la entrada del país como candidato había generado resistencia. Pese a eso, hoy fue elegido por mayoría.

En julio, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció que en el último año y medio en Venezuela se produjeron cerca de 7.000 ejecuciones extrajudiciales y que la gran mayoría de esas muertes fueron responsabilidad de las fuerzas de seguridad.

A finales de septiembre, el CDH decidió -mediante una resolución- crear “una misión internacional independiente” encargada de investigar las presuntas violaciones de los derechos humanos en Venezuela, una medida rechazada por responsables del país sudamericano.

Titicupón