NOTICIAS

El rey de Marruecos indultó a una periodista que estaba presa por un aborto ilegal

17/10/2019 2:23 pm

La periodista marroquí Hajar Raissuni

Por Infobae

El rey de Marruecos Mohamed VI indultó a la periodista Hajar Raissuni, quien había sido sentenciada a un año de prisión por “aborto ilegal” y “relaciones sexuales fuera del matrimonio”, indicó este miércoles en un comunicado el ministerio de Justicia de Rabat.

Abogados, periodistas y defensores de los derechos humanos en Marruecos expresaron su satisfacción por la decisión, que alcanzó a esta mujer de 28 años, a su novio y al equipo médico.

La periodista del diario en árabe Ajbar Al Yaum abandonó la prisión de Salé, cerca de Rabat, este miércoles de tarde.
Más temprano una fuente gubernamental había anticipado que la periodista sería liberada “en las próximas horas”, al mismo tiempo que su novio y el ginecólogo.

El indulto fue motivado por la “compasión” y “preocupación” del rey por “preservar el porvenir de ambos novios que planeaban formar una familia conforme a los preceptos religiosos y la ley, a pesar del error que hayan cometido”, señaló en su texto el ministerio de Justicia.

El rey tomó su decisión “sin entrar en el debate soberano que los ciudadanos marroquíes mantienen sobre la evolución de su sociedad, y al que de manera lamentable se han invitado algunos extranjeros, intelectuales, medios de comunicación y ONG”, subrayó la fuente oficial.

Tras su arresto, la periodista denunció un juicio “político” y afirmó desde un principio que había sido tratada de una hemorragia interna, algo que su ginecólogo confirmó ante el tribunal de Rabat.

Durante el juicio, el novio de la periodista -de nacionalidad sudanesa- fue sentenciado también a un año de prisión. El médico, por su parte, a dos años, en tanto un anestesista y una secretaria a un año y a ocho meses de detención en suspenso, respectivamente.

Además de estas tres condenas firmes, el anestesista que asistió al médico en el aborto, un hombre de 83 años, fue condenada a un año de prisión sin cumplimiento, mientras que la asistenta de la clínica donde se produjeron los hechos fue sentenciada a ocho meses, con la pena en suspenso.

El juicio de Raissouni fue uno de los casos más sonados de los últimos años en Marruecos, que despertó una gran campaña de solidaridad con la periodista dentro y fuera del país y abrió un debate inédito sobre las libertades individuales.

Las condenas provocaron reacciones indignadas en las redes sociales, en medios de comunicación de Marruecos y el extranjero, y con críticas virulentas de feministas y defensores de los derechos humanos. por la situación de las libertades individuales en el reino.

El pasado lunes, varios activistas marroquíes anunciaron la creación de un colectivo para luchar por la abolición de las leyes del Código Penal que penalizan las libertades individuales. El colectivo fue creado después de reunir 14.000 firmas de ciudadanos marroquíes que apoyan un manifiesto publicado anteriormente que recoge la misma reivindicación.

Al conocerse la noticia del indulto, la misma se viralizó en las redes sociales mientras que se publicaron también las fotos de la joven periodista saliendo de la cárcel mientras recibía un ramo de flores de sus amigos y familiares.
“Un feliz indulto real (…) que pone fin a un caso que creaba confusión sobre la imagen de derechos humanos en nuestro país”, se congratuló el abogado marroquí Abdessamad Idrissi en su cuenta en Facebook.

Por su parte, el sociólogo marroquí Mehdi Alioua calificó en Facebook la decisión de “excepcional”, al mismo tiempo que subrayó la necesidad de un debate nacional sobre las libertades individuales y una movilización para “exigir una moratoria” sobre las leyes que criminalizan las relaciones fuera de matrimonio.

El actual Código Penal, que está actualmente en el Parlamento para una próxima modificación, penaliza las relaciones fuera de matrimonio, el aborto, el adulterio y la homosexualidad.

El pasado 2018, 14.503 personas fueron perseguidas por haber mantenido relaciones sexuales sin estar casadas, 3.048 fueron juzgadas por adulterio, y 73 por el delito del aborto.

La abogada y feminista marroquí Fatiha Achtatou dijo que el indulto de Raissouni supone “una señal positiva” en el debate actual sobre la modificación del Código Penal.

“Es el momento para cambiar la ley”, aseveró Achtatou quien comparó el indulto del miércoles con la intervención del monarca en 2004 en la modificación de la Mudawana (Código de Familia), que estipuló medidas consideradas entonces como vanguardistas en favor de los derechos de la mujer.

Titicupón