NOTICIAS

Dos buques iraníes están varados en Brasil hace más de un mes por las sanciones de EEUU

18/07/2019 2:19 pm

El buque MV Bavand

Por Infobae

Dos buques de carga de bandera iraní están varados hace más de 30 días, anclados a 20 kilómetros del puerto de Paranaguá, en Brasil. La empresa exportadora de Santa Catarina, que fletó los buques MV Bavand y MV Termeh, había comprado el combustible necesario pero Petrobras se negó a suministrarlo porque las naves están en la lista negra de sancionados de la OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros de los Estados Unidos, en traducción libre), del Tesoro norteamericano.

La demanda está siendo procesada en secreto a petición de la empresa estatal brasileña.

El MV Bavand espera el suministro de combustible desde el 8 de junio, y las 48.400 toneladas de maíz, valuadas en USD 12 millones, ya están cargadas y selladas en las bodegas.

La MV Termeh, por su parte, está varado desde el 9 de junio en el Puerto de Imbituba con 60 mil toneladas de maíz a granel, por un valor aproximado de USD 16 millones

Ambos tienen como destino el Puerto Bandar Imam Jomeini, en el Golfo Pérsico.

Sapid Shipping, propietario de los dos buques, solicitó 1.200 toneladas de combustible HFO 380 a dos agentes marítimos para el MV Bavand y 500 toneladas para MVTermeh. La negativa llegó el 5 de junio, pocos días antes de la llegada de los buques al puerto de Paranaguá.

Las compañías están gastando US$15.000 sólo en sobreestadía, además de gastos extras por día de fletamento.

Sin embargo, Petrobras explica que el suministro no puede hacerse debido a las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, ya que los buques están en la lista de OFAC, el organismo responsable de aplicar medidas a los agentes extranjeros. Además, según Petrobras, los barcos llegaron a Brasil cargados con urea, un producto químico que está sujeto a sanciones.

Bajo las reglas del Tesoro, cualquiera que mantenga relaciones comerciales con compañías e individuos en esta lista puede estar sujeto a represalias del gobierno de los Estados Unidos, tales como multas, retención de activos e incluso una prohibición de operar en el mercado de los Estados Unidos.

Desde mayo del año pasado, cuando Estados Unidos comenzó a adoptar una política de “máxima presión” contra los iraníes, la aplicación de sanciones se extendió, especialmente al sector petrolero.

Titicupón