NOTICIAS

Científicos australianos inventaron un método que diagnostica el cáncer en 10 minutos

6/12/2018 2:31 pm

Lograron distinguir rastro de ADN dejado por células cancerosas con procedimiento sencillo y barato

Por Infobae

Científicos australianos crearon una prueba que puede detectar en 10 minutos cualquier tipo de célula cancerosa en el cuerpo humano, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Nature.

El invento podría dar lugar a la fabricación masiva de dispositivos portátiles para diagnosticar la enfermedad, posiblemente incluso con un teléfono celular, dijo el profesor Matt Trau, uno de los tres investigadores de la Universidad de Queensland que crearon el método.

Los otros dos son el Dr. Abu Sina y la Dra. Laura García Carrascosa.

“Diseñamos una prueba simple con partículas infinitesimales de oro que cambian de color instantáneamente cuando entran en contacto con nanoestructuras de ADN del cáncer en agua”, explicó el profesor Trau en un comunicado que publica el sitio de internet de la universidad.

Los tres estaban buscando algo que distinguiera por igual a todos los tipos de cáncer, lo mismo de próstata que de mamas o linfoma.  Era difícil, dice el Dr. Sina, encontrar una particularidad común a todos los tipos de cáncer que al mismo tiempo se diferenciara de las células sanas.

“Cuando mueren, las células cancerosas liberan su ADN en el plasma sanguíneo, así que estábamos muy entusiasmados con descubrir una forma fácil de atrapar estas marcas de ADN de cáncer que circulan libremente en la sangre”, declaró el profesor Trau.

“Descubrir que las moléculas del ADN del cáncer formaban estructuras tridimensionales completamente diferentes a las del ADN normal fue una aproximación nueva a la detección no invasiva del cáncer en cualquier tipo de tejido, incluyendo el de la sangre”, dijo el profesor Trau.

Pruebas con 200 muestras de tejido humano y de sangre dieron resultados correctos en el 90 por ciento de los casos al analizar 200 muestras humanas de ADN normal y con cáncer.

“Todavía no sabemos si esta va a ser la panacea para todos los diagnósticos de cáncer, pero resulta muy interesante como un detector increíblemente simple, que no necesita alta tecnología ni complicados dispositivos de laboratorio, como los secuenciadores de ADN”, dijo el Profesor.

Hasta ahora se ha usado en la detección de cáncer de mama, de próstata, de intestino y linfoma, pero los autores del procedimiento creen que va a servir también para otros tipos de cáncer.

La investigación fue parcialmente financiada con ayuda de la Fundación Nacional del Cáncer de Mama en Australia.  En este momento los autores están trabajando con UniQuest, la compañía comercializadora de la Universidad de Queensland, para desarrollar tecnológicamente el proceso y crear una licencia con un socio comercial.

Serán necesarias pruebas clínicas de gran alcance antes de que se pueda comercializar abiertamente, pero se espera que el costo de una prueba sea modesto.

Las búsquedas de un procedimiento de diagnóstico de cáncer rápido y efectivo no son nuevas. A principios de este año, investigadores de la Universidad Johns Hopkins dieron a conocer el procedimiento CancerSEEK, que usa pruebas de sangre en busca de proteínas y mutaciones genéticas para detectar ocho tipos de cáncer. En este caso, también hacen falta ensayos a gran escala antes de que se ponga a disposición de los pacientes.

Titicupón